martes, 24 de enero de 2012

Torca Urbio




Sábado 7 de Enero, ya tengo ganas de alguna aventurilla, y decido apuntarme a una campaña de exploración que habían organizado mis compañeros del club, la jornada empezaba el viernes con una gran magosta, pero yo me tuve que conformar con solo la jornada del sábado, total que madrugue y a las 10:00 de la mañana ya estaba por Bustablado, una mañana bastante fría y húmeda dado que se había pasado la noche lloviendo, aparque en la zona de siempre, atestada de furgonetas, todas de ellas cerradas, ahí supuse que la juerga del día anterior debía de haber sido dura.


Poco a poco se fueron levantando alguno de mis compañeros como Alicia, que se dedico a ir despertando a los que podían, por lo tanto al cabo de una hora más o menos ya habíamos hecho un pequeño grupo formado por Manu, Carlos, Alicia, Oscar, Naghy y un servidor.

Empezamos la aproximación hacia la torca y las 10 minutos ya estábamos en la boca, un pozo de unos 40 metros mas o menos, el pozo costa de dos instalaciones para evitar aglomeraciones, comenzamos el descenso y con ello la aventura, la primera como siempre la más atrevida, Alicia, a continuación el resto de mis compañeros, cuando todos habían completado el descenso, llego mi turno, la verdad me temblaba un poco el cuerpo, ya hacia demasiado que no trabajaba con el material de speleo, al pasar el primer fraccionamiento decidí no mirar demasiado hacia abajo, por si acaso, pero la verdad es que lo supere sin problemas.



Al llegar al final del pozo me encontré con la famosa sala Pirelli, repleta de neumáticos y basura dado que la torca fue el vertedero del pueblo durante muchos años, mis compañeros han encontrado motos, electrodomésticos hasta un coche,(que los del pueblo no nos quieren decir de quien era).

Empezamos la visita Manu nos guiaba nada más comenzar nos encontamos con un esqueleto de un caballo muy bien conservado, a continuación tras superar una gateruca accedimos a una zona un poco embarrada con alguna formación.

Continuamos nuestra aventura hacia el otro sector de la cueva, atravesamos un par de pasa manos y llegamos a la zona que debíamos fotografiar, Manu saco los aparatos un Clinometro( para medir inclinaciones), una brújula, un medidor de distancias que no recuerdo el nombre y un cuaderno para realizar las anotaciones, nos repartimos las tareas despues de una pequeña explicación y comenzamos a topografíar, poco tiempo estubimos dado que no funcionaban demasido bien los aparatos, y decidimos parar y empezar a comer.


Tras la comida nos encontramos Pelos, Sergio y Fonso, que son junto con Manu, los que realmente han descubierto la cueva, visitamos la zona mas bonita de la cueva, en la que se podíamos encontrar una gran colada, varios gurps y alguna formación, para acceder a esta zona había que atravesar un gatera que alguno no se atrevió y decidimos ir en su busca.

Retornamos rápidamente dado que la cueva esta totalmente balizada, enseguida nos topamos con los 40 metros de ascensión de la torca, se hicieron un poco duros, pero los superamos, ahora ya solamente podiamos pensar en la cena que nos habían preparado en el bar del pueblo, donde bebimos, comimos y charlamos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...