lunes, 27 de agosto de 2012

Barranco de Gurp

16 de Agosto del 2012

Después de un noche un poco ruidosa con verbena, gallos y pavos reales, nos despertamos un poco más tarde de lo previsto, los planes estaban claros teníamos en mente realizar el Barranco de Gurp, Carlos como siempre lo tenía todo controlado nos explicó que para acceder al pueblo de Gurp, había que atravesar una base militar, todos teníamos que ir con nuestra documentación DNI.



 La aproximación a este barranco no tiene problemas simplemente aparcar nuestro coche en el pueblo de Gurp, seguir una pequeña pista durante 20 minutos que nos indica barranc de Gurp, a y lo más importante no olvidaros las cuerdas en el coche, dado que para realizar el barranco son necesarias, nosotros las olvidamos y hubo que volver a recogerlas.



La primera impresión al llegar al barranco no fue buena, dado que estaba totalmente seco, es más algunos comenzamos el descenso sin neopreno, pronto nos topamos con alguna poza y decidimos ponernos el peto, que es más que suficiente para realizarlo verano.



Es un barranco que va de menos a más, comienza por una zona bastante abierta, con algún pequeño rappel y resalte.



Después de un rappel de unos 15 metros la cosa se empieza poner interesante y empiezas a entender como este barranco es uno de los considerados 50 barrancos más bonitos del pirineo.  Todo se empieza a encañonar recupera el caudal, en las paredes puedes disfrutar de los  pliegues característicos que hay en la roca, bañeras, algún pequeño salto y muchos toboganes.



La parte final nos encontramos con un pasillo repleto de marmitas llamado “Les Banyeretes” con un tono en el agua azul turquesa, ideal para darte unos buenos chapuzones para refrescarse.



Nosotros lo pasamos genial, un barranco para disfrutar sin demasiada dificultadad, que nos dejó muy motivados para continuar con nuestra segunda actividad del día el Barranco L’Infern.
Para retornar, al llegar a una pila de hitos abandonamos a  la derecha y seguimos una pista bien marcada hasta el pueblo.



Una vez allí, nos comimos unos buenos bocatas y recuperamos fuerzas, nuestra aventura continuaba. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...