lunes, 23 de julio de 2012

San Miguel de Aguayo - Embalse de Alsa


Jueves 19 de Julio del 2012, aprovechando ya los últimos días de vacaciones decidimos que ya era hora de volver a disfrutar de un buen día de montaña, cargamos las bicicletas al coche y pusimos rumbo a San Miguel de Aguayo. Aguayo es un municipio de la comunidad autónoma de Cantabria. Se encuentra en la comarca de Campoo-Los Valles, es un pueblo muy pequeño con apenas 90 habitantes, es famoso por disponer en su territorio el famoso pantano de Alsa, que tanto esta dando que hablar últimamente por la gran obra de ampliación que esta programada.



Antes de llegar paramos en la carnicería Cuca en Lantueno, para aprovechar a comprar unas buenas chuletas de ternera para recuperar fuerzas tras la aventurilla.



Una vez en Aguayo, ya sobre las 11:00 de la mañana nos equipamos con los incomodos culotes de ciclista y enseguida nos pusimos en marcha, las sensaciones eran extrañas dado que ya llevábamos demasiado tiempo sin hacer prácticamente nada, pero las piernas cogieron calor enseguida y nuestros pulmones volvieron a respirar aire fresco.
Enseguida llegamos a la Tejera, lugar donde se celebra anualmente el 19 de Septiembre la conocida feria de ganados de San Miguel de Aguayo.



Comenzamos a bordear el pantano de Alsa acompañados de la mágica melodía de los campanos de las Tudancas y Charolesas muy comunes en la zona.


Sin apenas darnos cuenta llegamos a la central eléctrica de Viesgo, allí pudimos escuchar los motores bombeando agua a la presa superior situada en el pico Jano, Mónica y yo estuvimos recordando la importante función que desempeña esta gran central, digamos que es una batería gigante.



La cental hidroeléctrica de Alsa, compra la energía sobrante a precios muy reducidos y la utiliza para bombear agua de la presa de Alsa(abajo) a la del pico Jano(Arriba), allí la almacena hasta que hay demanda en ese momento, invierte el proceso, el agua baja por las grandes tuberías hasta los generadores  y esto produce energía. Creo que para el 2014 hay un proyecto programado para convertirla en la central hidroeléctrica más grande de España, pero con la crisis que estamos sufriendo no tengo de todo claro que quieran invertir los 500 millones de Euros para realizar la obra.



Una  vez allí visitamos los pinares de Alsa, famosos por una vieja zona de acampada antes de que la prohibieran alguna vez disfrutamos de unos bonitos amaneceres a pie de pantano, ahora es bastante frecuentada por seteros dado que se la zona es bastante común encontrar níscalos.



Para regresar decidimos hacer una pequeña variante, bajamos por una pista hasta el pueblo de Santa Olaya, y de Santa María de Aguayo son pueblos aún más pequeños que aguayo, pero muy bien conservados dado que el ayuntamiento invierte mucho dinero en la conservación de sus calles.



Para terminar regresamos a San Miguel de Aguayo por la carretera, allí nos topamos con la cuesta de la Matona, siempre muy sombría dado que esta rodeado de avellanos, una vez superada al fondo pudimos divisar nuestro objetivo, ahora venia la mejor parte recuperar fuerzas con un buen chuletón de Campoo.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...