lunes, 3 de diciembre de 2012

Zermatt - Cervinia

Fotos: nevasport.com

Con las primeras nevadas, un amante del esquí como yo, empieza a pensar ya en el viajecito anual. Cada año lo pasamos mejor y nos decidimos irnos más lejos. Buscando con ahínco, conocer increíbles paisajes invernales por los que deslizarse con nuestros esquís.



Muy de vez en cuando recuerdo fragmentos de nuestra visita a Dolomitas SuperSki, del año paso, recuerdo desde nuestra llegada a Munich, lo bien que nos trataron la compañía Lufthansa, el viaje hasta Colfosco, desayunar cada mañana y poder ver los primeros rayos de sol atravesando la Sella Ronda, “La Gran Risa”, las cervezas en el “Rifugio Edelweisshiitte”,  el paso de Val de Gardena, La Marmolada a unos 3200 metros los más parecido al polo norte, la visita a la selecta estación de Cortina DÁmpezzo, La Sella la Ronda, las cenorras a base de carne Cantabrá....




Este año queremos conocer otro sitio, todos los años barajamos la remota opción de conocer algún día el pueblo de Zermatt, situado en mitad de los alpes Suizos, pero siempre lo descartamos debido al presupuesto, dado que al ser Suiza todo se dispara, pero este año, casi sin darnos cuentas, y por otro lado animados por el gran viaje del año pasado esto cambio.



David encontró unos vuelos que nos conducirán desde el aeropuerto de Bilbao hasta el de Frankfurt, una vez allí coger un trasbordo hasta el corazón de Ginebra, todo ello operado por nuestra compañía favorita Lufthansa(esta incluidas las consumiciones y  algo de comida en el trayecto) por el módico precio de unos 120 € los cuatro vuelos.



En este punto Nacho comenzó a buscar apartamentos por el pueblo, y descubrió uno de tres personas, muy por debajo de las tarifas abusivas que ofrecen las mayoría, con todos estos datos, nos reunimos un día de Verano, a tomar unas cañas y hablar sobre que íbamos a hacer.
Podéis imaginaros, con total unanimidad decidimos ir este año a visitar Zermatt – Cervina, comenzamos a comentar que era una de las estaciones más exclusivas de Suiza, que es muy famosa por el pico Cervino, el cual se puede ver desde el mirador de Gronergrat a 3090 metros, la estación cuenta con 489 kilómetros de pistas, cuenta con tres dominios (Sunegga, Gornergrat y Klein Matterhorn), todos ellos conectados entre si a pesar de estar bastante separados mediante funiculares subterráneos, trenes de cremallera o teleféricos. Es importante recalcar que Zermatt es una zona en la que no se puede ir en coche, ya que solamente están permitidos los vehículos eléctricos.



Documentándonos descubrimos que Suiza tiene una gran red de vías ferroviarias, por lo que nos trasladaremos desde el aeropuerto a Zermatt en este medio, aproximadamente unos 100€, también no vamos a perder la oportunidad de visitar durante un día la Ciudad de Ginebra, en la que aún no os puedo contar muchas cosas dado que esta pendiente hacer el plan de ruta.



Lo que si os puedo decir que el 19 de Enero pondremos rumbo al corazón de Suiza, estoy seguro de que las instantáneas de este viaje me acompañaran durante toda mi vida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...